© 2017-2019 Renato Barros B. renatobarrosb@gmail.com 

Please reload

Entradas recientes

Claves de las redes sociales para emprendedores

September 1, 2019

1/7
Please reload

Entradas destacadas

¿No sabes qué publicar en tu blog? Sigue esta guía para principiantes en la curación de contenidos.

September 3, 2017

 

Así como los expertos en arte buscan en museos y colecciones particulares las mejores piezas para su exhibición, los blogueros buscamos el mejor contenido para nuestros usuarios en las fuentes más confiables. En mi calidad de periodista, casi suena a herejía publicar contenido de terceros, no propio. Pero, seamos realistas: desarrollar 100% de contenido propio para nuestros blogs es tan demandante, que puede llegar a desanimarnos. Así que, cálmate y aprende a curar contenido. Aquí una guía práctica para principiantes:

 

¿Qué es la curación de contenidos?

La curación de contenidos es el proceso de buscar contenido relevante e interesante, en fuentes confiables, organizarlo, estructurarlo y compartirlo en nuestras redes otorgando el crédito a sus autores. 

 

¿Para qué curar contenido?

Curar contenido agrega valor a nuestros visitantes y seguidores porque les provee de contenido relevante en un entorno saturado de información inútil o falsa. Curar contenido también te ayuda a posicionarte en una de tus áreas de interés. Finalmente, curar contenido ¡ahorra mucho tiempo!

 

¿Cómo curar contenido?

 

Los pasos básicos de un proceso de curación contenidos son:

  1. Buscar. En una diversidad de fuentes, buscar aquellos contenidos con los que quieres que te identifiquen o con los que quieres que se identifique tu marca.

  2. Filtrar. No todas las fuentes en Internet son confiables, así que buscar fuentes confiables es una gran ayuda para nuestros seguidores.

  3. Analizar. El corazón de la curación de contenidos es analizar adecuadamente el contenido y clasificar las fuentes porque ese es el proceso que agrega valor a nuestros usuarios.

  4. Elaborar. Redactar un post tomando información de varias fuentes atribuyendo adecuadamente los créditos a cada una.

  5. Difundir. Compartir el contenido desarrollado en tus redes sociales.

 

¿Existen herramientas de curación de contenido?

Por supuesto. Un buen punto de inicio son las listas de Twitter y los newsletters. A continuación te comparto algunas listas interesantes sobre temas de redes sociales:

 

Listas de Twitter de especialistas en redes sociales:

 

Lista de Mashable de Social Media Managers

Editores y estrategas de redes sociales

Lista de Social Media Stars

Top Twitter influencers

 

Newsletters sobre redes sociales:

 

SmartInsights

Mc Kinsey & Company

We are social

Marketing Land

 

También puede pasar que encuentras algo interesante en Internet, pero no tienes la opción de guardarlo inmediatamente. Para esos casos, usa Pocket para guardar artículos, imágenes o videos con etiquetas para revisarlos más tarde. Si una cita te llama la atención, guárdala en esta extensión de Chrome: Cite.

 

Una vez que ya tengas práctica en la curación de contenido, puedes empezar a automatizar tus procesos con aplicaciones especializadas en buscar artículos confiables de tus temáticas de interés. Te recomiendo usar Scoop.it y Paper.li.

 

¿La curación de contenidos es un simple 'corta y pega'?

Absolutamente no. La curación de contenidos es el arte de crear un nuevo contenido a partir de la información de terceros. Implica recolectar la información, organizarla, replantearla atribuyendo las fuentes y publicarla.

 

 

¿Cuál es una relación razonable entre contenido original y contenido curado en tu blog?

Si tienes habilidad para generar contenido propio, siempre el mejor escenario será tener la mayor proporción de contenido original. Si este no es tu caso, una relación 50-50 funciona. 

 

¿Qué tan frecuentemente se sugiere publicar contenido curado en tus redes sociales?

Esta imagen lo explica claramente:

 

¿Cuáles son buenas prácticas para la curación de contenidos?

La ética y el sentido común son el marco de acción. Recuerda las siguientes buenas prácticas:

  1. Respeta siempre la ley.

  2. Atribuye adecuadamente el crédito a los autores.

  3. Haz un trabajo honesto y justo.

  4. Si expresas tu opinión, a partir de la información de terceros, debes dejarlo claro.

  5. Sé ágil y flexible.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos